FAMILIA

Competencia para conocer de la acción de división de cosa común entablada con posterioridad al de separación, divorcio o nulidad

Foro Coordinador: Prieto Fernández-Layos

Planteamiento

Retomando el tema del anterior Foro Abierto, ya vimos como la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles (EDL 2012/130653) recoge en su Disp. Final 3ª, dedicada a la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil (EDL 2000/77463), un apartado, el doce, por el que se añade una excepción 4ª al número 3 del art. 438, referido a la reconvención y acumulación objetiva y subjetiva de acciones en los juicios verbales, con la siguiente redacción:

"4ª. En los procedimientos de separación, divorcio o nulidad y en los que tengan por objeto obtener la eficacia civil de las resoluciones o decisiones eclesiásticas, cualquiera de los cónyuges podrá ejercer simultáneamente la acción de división de la cosa común respecto de los bienes que tengan en comunidad ordinaria indivisa. Si hubiere diversos bienes en régimen de comunidad ordinaria indivisa y uno de los cónyuges lo solicitare, el tribunal puede considerarlos en conjunto a los efectos de formar lotes o adjudicarlos".

Por su parte, el art. 806 LEC dispone: "La liquidación de cualquier régimen económico matrimonial que, por capitulaciones matrimoniales o por disposición legal, determine la existencia de una masa común de bienes y derechos sujeta a determinadas cargas y obligaciones se llevará a cabo, en defecto de acuerdo entre los cónyuges, con arreglo a lo dispuesto en el presente capítulo y a las normas civiles que resulten aplicables". Asimismo, el artículo siguiente, el 807, recoge: "Será competente para conocer del procedimiento de liquidación el Juzgado de Primera Instancia que esté conociendo o haya conocido del proceso de nulidad, separación o divorcio, o aquél ante el que se sigan o se hayan seguido las actuaciones sobre disolución del régimen económico matrimonial por alguna de las causas previstas en la legislación civil".

Si en el anterior Foro Abierto la pregunta venía referida a si son o no competentes los Juzgados de Familia especializados para conocer de la acción de división de la cosa común dentro de los procedimientos de separación, divorcio o nulidad en virtud del dictado del art. 438.3.4ª LEC, en éste cabría preguntarse si son o no competentes para conocer de dicha acción en un procedimiento de liquidación posterior al matrimonial propiamente dicho, a la vista de una interpretación conjunta de lo dispuesto en los arts. 806 y 807 del citado texto legal en su relación con el nuevo contenido del 438. Con independencia de que se esté o no de acuerdo en la competencia de los Juzgados de Familia especializados tanto en uno como en otro aspecto, algunos profesionales afirman que sería ilógico mantener que en el caso de que lo fueran dentro de los procesos matrimoniales no pudieran serlo en un proceso posterior independiente.

¿Es competente el Juzgado de Familia especializado para conocer de la acción de división de la cosa común en un procedimiento posterior al de separación, divorcio o nulidad (del que aquél conoció en su momento) a la luz de lo dispuesto en los arts. 806 y 807 LEC en su relación con el 438.3.4ª del mismo texto legal?

Este foro ha sido publicado en el "Boletín Derecho de Familia", el 1 de enero de 2013.

Puntos de vista

Gema Espinosa Conde

La cuestión planteada anteriormente a esta se resolvió por unanimidad. Los ...

Leer el detalle

Eladio Galán Cáceres

Para emitir opinión a la cuestión planteada se hace necesaria la remisión ...

Leer el detalle

La nueva excepción 4ª del número 3 del art. 438 LEC (

Leer el detalle

El RD 1322/1981 (

Leer el detalle

Juan Miguel Jiménez de Parga Gastón

La Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles...

Leer el detalle

Evidentemente que también debe atribuirse la competencia al juzgado de famil...

Leer el detalle

Antonio Javier Pérez Martín

Es un hecho indudable que el legislador ha ampliado la competencia de los juz...

Leer el detalle

Evidentemente, la respuesta al Foro Abierto anterior puede condicionar la res...

Leer el detalle

Para confeccionar mi opinión, parto de dos principios: el primero, el de la ...

Leer el detalle

Resultado

Aprobado por MAYORÍA DE 7 VOTOS

Nuestros colaboradores se inclinan de forma mayoritaria porque los Juzgados de Familia especializados son competentes objetivamente para conocer de la acción de división de la cosa común entablada en un procedimiento posterior al de separación, divorcio o nulidad del que dichos Juzgados conocieron en su momento. Esta mayoría estima, entre otros razonamientos, que mantener la competencia de los Juzgados de Familia para conocer de las acciones de división consecuencia de la ruptura matrimonial cuando ya han conocido del procedimiento matrimonial, permite tener un conocimiento completo de la situación al haber conocido previamente la situación económica del matrimonio en el procedimiento matrimonial, evitando además dividir el conocimiento de la materia original y consiguiendo una concentración del conocimiento de la materia hasta que se culmine definitivamente toda la fase de ejecución.

Además, si se permite a los cónyuges la posibilidad de ejercer simultáneamente la acción de división de la cosa común en el proceso de separación, divorcio o nulidad, tal facultad debe entenderse también para el ejercicio de la acción de división de cosa común en un momento posterior a la conclusión de esos procesos de separación, divorcio o nulidad ya que, dado que la excepción cuarta del núm. 3 del art. 438 LEC (EDL 2000/77463) no establece de modo imperativo la necesidad, en el tiempo y en el proceso, del ejercicio simultáneo de dicha acción de división de cosa común, no se puede excluir la facultad o posibilidad del ejercicio de tal acción en un momento posterior a dichos procesos matrimoniales, lo cual en nada modifica la competencia del juzgado de familia para conocer del procedimiento sobre división de cosa común y así, ejercitada dicha acción en este momento, posterior a dichos procesos matrimoniales, ello debe dar lugar a la incoación del proceso declarativo que corresponda por parte del juzgado de familia que haya conocido de dichos procesos.

Por otro lado, también se apunta sin embargo que, dado que el tenor literal del precepto debatido no hace referencia expresa a la acción de división de cosa común fuera de su simultáneo ejercicio con otras propias del Derecho de Familia, no resulta fácil dar una respuesta positiva al respecto. Aún más, uno de los colaboradores estima que el nuevo litigio al que se refiere el debate tendría en todo caso entidad propia, no pudiendo por tanto acumularse a procesos ya terminados y debiéndose aplicar a la competencia para su conocimiento las normas generales de la ley adjetiva.