FAMILIA

Competencia para conocer de las medidas del art. 158 CC existiendo procedimiento principal

Foro Coordinador: Prieto Fernández-Layos

Planteamiento

De todos es sabido que el art. 158 CC (EDL 1889/1) ha sido objeto de múltiples comentarios y controversias doctrinales, y también de variada aplicación jurisdiccional. Las medidas sustantivas de carácter genérico que contiene (así se habla de "las medidas convenientes", "las disposiciones apropiadas", "las medidas necesarias" o "las demás disposiciones que considere oportunas") y la referencia en su último párrafo a los procesos en los que pueden adoptarse las mismas (en "cualquier proceso civil o penal o bien en un procedimiento de jurisdicción voluntaria"), hacen que su concreción en la práctica forense, tanto al tiempo de su instancia como al de su trámite y resolución, diste mucho de poder calificarse de unívoca.

Son muchas las dudas jurídicas que puede plantear el precepto en cuestión, pero aquí sólo vamos a centrarnos en una de ellas, como es la referida a la competencia judicial para conocer de las medidas en él reguladas en el caso de que hubiera algún Juzgado que estuviese conociendo ya del asunto principal.

Y así, cierto sector doctrinal y jurisprudencial -haciendo abstracción de las posibles normas de reparto de asuntos que rijan en cada momento y lugar- admite la contingencia de que un órgano judicial pueda ser competente para conocer de las medidas instadas en virtud de lo dispuesto en el citado precepto, a la vez que otro distinto lo sea para el proceso de separación o divorcio -por poner un ejemplo-, sin que por esto quiebre la competencia objetiva o funcional de ninguno de ellos, argumentando su criterio en afirmaciones, entre otras, como que el art. 771.1 LEC (EDL 2000/77463) avala la posibilidad de que el Juzgado que conozca de unas medidas provisionales previas pueda ser distinto al que posteriormente haya de conocer del proceso capital, o como que la jurisprudencia del Tribunal Supremo permite, a la luz de lo dispuesto en el art. 769 de dicho texto legal, que la modificación de medidas definitivas pueda ser competencia de un Juzgado distinto al que las estableció, sin olvidar que el propio art. 158 CC hace viable jurídicamente que un juez penal pueda resolver sobre las medidas allí explicitadas sin perjuicio de que un juez civil conozca del procedimiento principal.

Otro sector discrepa de tal criterio afirmando que, fuera de la dualidad jurisdiccional civil-penal que encierra el precepto cuestionado, las pretensiones que se basan en él representan realmente incidencias de un proceso cardinal ya entablado, lo que conllevaría su conocimiento exclusivo y excluyente por el órgano judicial que estuviese conociendo de éste, y ello por imperativo del art. 61 LEC.

¿Permite la naturaleza del art. 158 CC que las medidas en él recogidas puedan ser competencia de un Juzgado distinto al competente para conocer del procedimiento principal?

 

Este foro ha sido publicado en el "Boletín Derecho de Familia", el 1 de octubre de 2012.

Puntos de vista

Gema Espinosa Conde

Mi respuesta es afirmativa, siempre y cuando concurra una situación de peligro para el menor..

Leer el detalle

Eladio Galán Cáceres

Dispone el art. 158 CC (EDL 1889/1) que "todas estas me...

Leer el detalle

Vicente Magro Servet

Debemos dar una respuesta favorable a esta opción de que las medidas del art...

Leer el detalle

Guillermo Sacristán Represa

La redacción actualmente vigente del art. 158 CC (EDL 1889/1) fue dada por la LO 9/2002, de 10 de diciembre (EDL 2002/52044), que al mismo...

Leer el detalle

Francisco de Asís Serrano Castro

Aún cuando la cuestión planteada, como tantas otras que se han formulado en el presente Foro Abierto...

Leer el detalle

Luis Zarraluqui Sánchez-Eznarriaga

La cuestión que hoy se plantea pone de relieve una vez más la falta de calidad...

Leer el detalle

Juan Pablo González del Pozo

La cuestión planteada en el presente Foro Abierto se refiere a una...

Leer el detalle

Juan Miguel Jiménez de Parga Gastón

Las medidas del art. 158 CC (EDL 1889/1) relativas...

Leer el detalle

Antonio Javier Pérez Martín

La respuesta jurídica a la cuestión que se plantea exigiría una inicial...

Leer el detalle

Resultado

Aprobado por MAYORÍA DE 6 VOTOS

La mayoría de nuestros colaboradores entienden que las medidas recogidas en el art. 158 CC (EDL 1889/1) pueden ser competencia de un Juzgado distinto al que estuviese conociendo ya el procedimiento principal. Entre otros argumentos esta posición estima que dado que el propio art. 158 CC prevé en su último párrafo que las medidas de dicho precepto pueden ser dictadas tanto por juez penal como civil, ello quiere decir que necesariamente la respuesta debe ser positiva al no ser medidas exclusivas y excluyentes del juez que lleva el procedimiento principal. Aún más, se recalca e insiste en apoyo de esta corriente que en éste, como en todos los asuntos en los que se encuentra en juego el interés de un menor, siempre se ha de hacer prevalecer su interés superior, en consonancia al espíritu y naturaleza de las medidas cautelares de protección del art. 158 CC, relegando y haciendo abstracción de medidas adjetivas y formales, cuyo estricto encorsetamiento puede dar al traste de la finalidad de protección pretendida, por lo que no debe desconocerse ese interés superior como principio inspirador de todo lo relacionado con él.