PREMIO

Eduardo Torres-Dulce recibe el XXII Premio Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio

Noticia

El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, hizo entrega ayer a Eduardo Torres-Dulce, del galardón del XXII Premio Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio. 


En esta ocasión asistieron más de 800 personas al acto de entrega, entre las que figuró el Jurado en pleno, así como una nutrida representación de las personalidades políticas, jurídicas y empresariales, entre ellas: la ex fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, la ex ministra de Vivienda, el presidente Emérito del Tribunal Constitucional; la presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega; el presidente del Colegio de Procuradores, Juan Carlos Estévez Fernández, así como ilustres juristas del Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional, Consejo de Estado, Audiencias, Parlamentarios, letrados y procuradores de los más prestigiosos despachos, máximos representantes de la Universidad, de la política y del mundo empresarial.

El Premio Pelayo, que alcanzó así su Vigésima segunda Edición, ha galardonado ya a ilustres personas como cuenta con Manuel Alonso Olea, catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social; Manuel Jiménez de Parga y Cabrera, ex presidente Tribunal Constitucional;María Emilia Casas Baamonde, ex presidenta del Tribunal Constitucional; Joaquín Ruiz-Giménez Cortés, Primer Defensor del Pueblo Español; Juan Antonio Xiol Ríos, ex presidente de la Sala 1ª del Tribunal Supremo; Miguel Rodríguez-Piñero y Bravo-Ferrer, consejero permanente-presidente de la Sección Segunda del Consejo de Estado; Manuel Olivencia  Ruiz, catedrático emérito de Derecho Mercantil de la Universidad de Sevilla y vicepresidente de Cuatrecasas Gonçalves Pereira Abogados; entre otros.

Eduardo Torres-Dulce, en su discurso como galardonado, reflexionó, a través de importantes citas de grandes pensadores, sobre la función de la política y las responsabilidades de los juristas, exponiendo la importancia de reivindicar el bagaje de esperanza que son los derechos humanos fundamentales, sostén y razón en una convivencia de hombres libres e iguales ante la ley y en la ley

En su discurso, José Boada Bravo, presidente de Grupo Pelayo, convocó la XXIII Edición del Premio Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio.

Eduardo Torres-Dulce recibe el XXII Premio Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio
Valora este artículo