fbpx

La comisión está integrada por la presidenta de la Audiencia Provincial, la jueza decana de Pamplona, el fiscal superior y los mandos de policía judicial de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral y Policía Municipal de la capital navarra

La comisión de coordinación de Policía Judicial aprueba un protocolo para la instrucción de las denuncias de violencia de género

Noticia

La comisión de coordinación de Policía Judicial de Navarra aprobó en su última reunión celebrada en julio tras el fin del confinamiento la confección de un protocolo de actuación para la instrucción de las diligencias policiales en los delitos de violencia de género.


Bajo la dirección de la presidenta de la Audiencia de Navarra, Esther Erice, esta comisión de coordinación está compuesta por la juez decana de Pamplona, Mari Paz Benito; el fiscal superior de la Comunidad foral, José Antonio Sánchez; y por los máximos responsables de las unidades de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía, de la Guardia Civil, de la Policía Foral y de la Policía Municipal de Pamplona.

Respecto al protocolo aprobado, con independencia del respeto a la forma de actuar de cada cuerpo policial, se ha confeccionado un atestado básico para la incoación de las diligencias por violencia de género que contiene “todos los elementos indispensables”, es “acorde con la normativa vigente tanto nacional como internacional” y, fundamentalmente, incluye las medidas referidas a la orden de protección para garantizar la seguridad de la víctima.

Asimismo, esta guía hace referencia a una información de derechos “clara y comprensible” para las víctimas y contempla la realización de formación específica para su correcta aplicación. De este acuerdo se le dio traslado a recién creada comisión contra la violencia de género en Navarra.

Memento Experto Violencia Machista

Memento Experto Violencia Machista

Además de este apartado, en la reunión llevada a cabo el 16 de julio la comisión de coordinación de Policía Judicial también abordó la situación de las custodias hospitalarias de presos, especialmente en el Pabellón de Psiquiatría del Complejo Hospitalario de Navarra; la gestión del traslado de menores fugados de los centros de internamiento o acogida; las mejoras posibles en la remisión de diligencias policiales a la autoridad judicial; la evaluación del tratamiento de los detenidos durante el estado de alarma y el tratamiento de asuntos con procedimiento judicial y expediente administrativo.

Desde que hace diez años accediera a la presidencia de la Audiencia de Navarra, Esther Erice dio un impulso a esta comisión de coordinación entre las distintas policías judiciales con el fin de solventar disfunciones, unificar criterios de actuación y proponer mejoras organizativas.

Entre otras muchas actuaciones, desde la comisión de coordinación de Policía Judicial se impulsó un protocolo para el depósito de las piezas de convicción (los elementos de prueba de los delitos, como por ejemplo el arma homicida o los efectos sustraídos en un robo), así como de las sustancias estupefacientes aprehendidas.

Criterios unificados contra la trata de seres humanos

La comisión también ha trabajado para unificar criterios, en la medida de lo posible, en la elaboración de los atestados policiales, en el curso de requisitorias (órdenes de busca y captura dictadas por un órgano judicial) y en la confección de partes médicos homogéneos.

De igual forma, en dichas reuniones también se abordaron pautas de actuación sobre VioGén —el sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género—, así como sobre la trata de seres humanos, y se aprobaron protocolos como el de sumisión química.

La presidenta de la Audiencia de Navarra, Esther Erice, destaca el encomiable trabajo llevado a cabo estos años por todos los miembros de la comisión y resalta “la vocación de servicio al ciudadano” evidenciada por todos los responsables policiales y judiciales.