fbpx

Estudio sobre la salud y el bienestar de la abogacía

La parte experiencial recoge la actividad real de abogados en un proyecto de legaltech

Tribuna

La inclusión del componente experiencial en el primer Estudio sobre la salud y el bienestar de la Abogacía le da una dimensión especial a este trabajo realizado por el Instituto de la Salud Mental de la Abogacía (ISMA) y Lefebvre. Esto es así porque los abogados que lo han deseado han podido formar parte activa del proyecto y nos ha permitido evaluar el estrés y la calidad de vida basándonos en datos cuantitativos y cualitativos, con el fin último de hacer un diagnóstico e identificar e implementar las medidas y políticas que contribuyan a mejorar la salud de la profesión.

La parte experiencial recoge la actividad real de abogados en un proyecto de Legaltech, que ha consistido en la entrega del primer wearable diseñado para los profesionales jurídicos, la pulsera Lex-On. Esta mide el rendimiento del despacho a través de la salud de sus profesionales con datos como el estrés, la actividad, la energía o la productividad. Durante un mes se han monitorizado los datos biométricos y en el Congreso de la Abogacía Española, que se celebrará en Valladolid, presentaremos las principales conclusiones sobre el trabajo, los hábitos saludables (sueño, ejercicio, dieta…) y sobre la satisfacción con la profesión, entre otros.

La participación de los abogados en esta pionera iniciativa sobre la salud, tanto a través del cuestionario anónimo como de las pulseras de actividad, ha sido muy elevada, lo que confirma que se trata de un tema que cada vez cobra más protagonismo en nuestra profesión y que nos motiva a seguir remando en el cometido de quienes formamos parte del ISMA de mejorar el bienestar del sector legal a través de:

• La determinación del estado mental de este colectivo legal.
• La identificación de los factores de riesgo propios del ejercicio de la profesión.
• El fomento y la implementación de políticas de bienestar en los despachos, colegios profesionales, Administración de Justicia y facultades de Derecho.

Gracias a este proyecto hemos visto cómo los abogados han tomado conciencia de métricas sobre parámetros clave de su salud y, por ende, de su calidad de vida, lo que redunda a su vez en la productividad y alto rendimiento. Las pocas horas de sueño y el alto nivel de estrés han sido un común denominador en la mayoría de los casos.

La abogacía tiene la necesidad de convertir sus organizaciones en "despachos saludables" implementando programas well-being que nos permitan crecer en salud.

El ejercicio de la abogacía implica un alto nivel de exigencia, dedicación y sacrificio, con largas jornadas laborales que están provocando cada vez más estrés, adicciones o ansiedad en muchos profesionales y, en consecuencia, desembocando en bajas por depresión, absentismo y merma en la productividad. Esta realidad, por tanto, ha comenzado a medirse en términos económicos y la abogacía tiene la necesidad de convertir sus organizaciones en Despachos Saludables implementando programas well-being que, como prioridad, nos permitan crecer en salud. Y el propio profesional debe ser también el primero que coja esas riendas y apueste por el well-being (deporte, nutrición, descanso reparador, etc.).

Creo firmemente en este proyecto, en la necesidad de diagnóstico, métricas e implementación de medidas que nos permitan alcanzar un estilo de vida saludable en la abogacía, con equilibrio entre lo personal y lo profesional, con la estabilidad necesaria para crecer como personas y poder aportar valor a la sociedad.

Trabajos como éste conseguirán que nuestro objetivo sea una realidad. Tiempo al tiempo. Y salud, mucha salud.

 

Paula Fernández-Ochoa

Socia de +MoreThanLaw y Fundadora de VivircorRiendo

Miembro del Comité de Bienestar del ISMA