fbpx
Lefebvre y la Asociación Española de Fundaciones (AEF) con la colaboración de ONTIER y la Fundación Banco Sabadell organizan la tercera edición de la Jornada de Fundaciones para analizar los riesgos de las entidades sin fines de lucro ante el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

“Las fundaciones y entidades sin ánimo de lucro deben ser sostenibles y resilientes”, según Adolfo Menéndez, secretario de la AEF

Noticia

Luis Rubí Blanc, socio director de Rubí Blanc Abogados e inspector de Hacienda en excedencia, ha explicado que “existe una preocupación grave a que las fundaciones o entidades ánimo de lucro sean creadas para delinquir”.

PANTALLAZOS FUNDACIONES

Lefebvre Formación y la Asociación Española de Fundaciones (AEF) han celebrado la III Jornada de Fundaciones, con la colaboración de la Fundación Banco Sabadell y Ontier, y el objetivo principal de analizar los riesgos de las entidades sin fines de lucro ante el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, así como el estado actual de la regulación de prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo dentro del ámbito interno como europeo e internacional.

La jornada, que se ha desarrollado en formato virtual e interactivo, ha sido inaugurada por Juan Pujol, presidente de Lefebvre; Adolfo Menéndez, abogado en Ontier y secretario de la AEF, e Isabel Peñalosa, directora de Relaciones Institucionales y Asesoría Jurídica de la AEF.

Adolfo Menéndez ha subrayado que esta tercera edición tiene mucha significación porque pone de relieve la firme intención de prevenir el Blanqueo de Capitales y FT, al tiempo que garantizar la sostenibilidad. Adolfo Menéndez reiteraba que desde la AEF es prioritario “estar en la punta de lanza de la ejemplaridad”. Las fundaciones y entidades sin ánimo de lucro deben ser “sostenibles y resilientes”.

Adolfo Bescós Loscertales, coordinador de inteligencia financiera del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC), ha explicado que el riesgo principal para asociaciones o fundaciones es que sea “parasitada o instrumentalizada para fines distintos”. Se trata de un riesgo inherente por la mera forma de las asociaciones y fundaciones. “Con adecuadas medidas ese riesgo baja y el riesgo residual es bajo”. El experto ha señalado los principales tipos de operación a los que se les debe prestar especial atención como son las transferencias internacionales. Como primera medida ha explicado que las fundaciones no deben hacer un préstamo del uso de las cuentas bancarias, tampoco operaciones de compensación o utilizar sistemas alternativos de transferencia de fondos.

Comunicación a la autoridad supervisora

Por su parte, Luis Rubí Blanc, socio director de Rubí Blanc Abogados e inspector de Hacienda en excedencia, ha abordado la aplicación del sistema preventivo en la entidades y fundaciones. El experto ha subrayado que “existe una preocupación grave a que las fundaciones o entidades ánimo de lucro sean creadas para delinquir”. Se trata de que en las “entidades cuando veamos algo anómalo, tengamos la prudencia de preguntarnos si existe alguna anomalía”.

Rubí ha analizado las obligaciones normativas aplicables a las entidades sin ánimo de lucro. En su opinión, resulta prioritario “identificar a los responsables, conocer a las personas físicas que controlan y a las personas jurídicas, disponer de sistema de alertas y un examen especial por verificar extremos de la actividad de los beneficiarios” además del deber de confidencialidad, la abstención de ejecución y la formación de los empleados. En este listado de recomendaciones Rubí ha subrayado la “designación e identificación de un representante” ante el SEPBLAC y el hecho de “demostrar la existencia de una estructura con una persona que se encarga de las labores de control”.

Ejemplaridad de la sociedad española

Después de que Luis Rubí diera un completo repaso sobre las novedades normativas en relación con las criptomonedas, los nuevos sujetos obligados, las novedades en la regulación del movimiento en efectivo o el nuevo supervisor en materia de PBC/FT, ha llegado el turno para Diego Loma-Osorio, abogado del Estado y director del servicio jurídico de la AEAT y María Teresa Gálvez Diez, fiscal en la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. En el transcurso de su intervención se han ocupado de profundizar en el delito fiscal, la responsabilidad penal, delito de fraude de subvenciones y delitos recaudatorios.

Gálvez Diez ha explicado los delitos cometidos por una organización criminal repasando los subtipos agravados para demostrar “qué es una organización jerarquizada”. Cuando actúa una organización, el esfuerzo de fiscalía es demostrar el “dibujo de la organización criminal”. Para la fiscal “es muy importante la extraterritorialidad del delito de blanqueo” y ha destacado que actualmente en nuestras elites empresariales “estamos ante un nacimiento de una mejor cultura de cumplimiento corporativo”.

Profesionalización del sector

La jornada ha finalizado con una mesa redonda, donde intervinieron Emilia Garcia Sánchez, directora cumplimiento normativo y control de gestión, Fundación Privada Banco Sabadell; Guillermo González de la Torre, responsable de estrategia y calidad de Manos Unidas; Maribel Serrano, responsable de compliance de Fundación Repsol y Jimena Ganzo, compliance manager de Fundación Ayuda en Acción.

Entre las conclusiones se ha resaltado la importancia de saber comunicar las acciones que se proyectan; identificar los riesgos implícitos de las donaciones con impacto mediático; tener en cuenta los contextos frágiles en los que se trabajan y analizar riesgos penales para evaluar el impacto y desarrollar y formular controles eficaces.