fbpx

Su cliente se enfrentaba a dos años de cárcel por presuntos delitos de lesiones

Un abogado defensor con COVID-19 participa por Zoom en uno de los primeros juicios penales celebrados por esta vía

Noticia

El Juzgado de lo Penal Número 35 de Madrid ha sido uno de los primeros en acoger un juicio donde el abogado defensor tuvo que intervenir telemáticamente tras dar positivo en COVID-19. El abogado participó desde su casa vía Zoom en una vista oral donde su cliente se enfrentaba a dos años de prisión por presuntos delitos de lesiones, una experiencia que "sin duda repetiría" porque se celebró con "todas las garantías", según ha contado a Europa Press.

videoconferencia abogado_imagen

El juicio estaba señalado para las 10.30 horas del 1 de febrero y, si bien la intención del abogado era acudir presencialmente, el pasado 26 de enero tuvo que solicitar al juzgado madrileño que autorizara su intervención por videoconferencia a través de dicha aplicación porque había dado positivo en un test de coronavirus y, aunque se encuentra "bien", debe permanecer confinado en su domicilio hasta el 4 de febrero.

El abogado ha explicado que podía haber pedido directamente la suspensión del juicio, algo que hizo de forma subsidiaria en su escrito al Juzgado de lo Penal, pero los hechos juzgados datan de 2018, con lo que la causa ya acumula "un retraso muy grave" que --sostiene-- perjudica a su cliente. De hecho, ha reclamado que se le aplique una circunstancia atenuante por dilaciones indebidas.

La propuesta del letrado fue recibida con sorpresa en el Número 35, porque hasta ahora se había usado este sistema de forma puntual pero no para la participación íntegra de la defensa en un juicio penal, lo cual podía generar dudas sobre un posible menoscabo del derecho a la defensa. Sin embargo, les convenció exponiendo que Zoom permite una comunicación en tiempo real que además se puede grabar, por lo que "la seguridad jurídica es perfecta".

Finalmente, el Juzgado de lo Penal dio su 'placet' y la vista oral se celebró el lunes sin problemas y eso que, ha recalcado el abogado, desde el punto de vista procesal fue "compleja" porque hubo cuestiones previas y petición de nuevos testigos. "Empezó un poco tarde, pero una vez empezada todo fue bien", ha afirmado.

Todos los actores, incluido su representado --acusado de dos delitos de lesiones de los artículos 153.1 y 153.3 del Código Penal--, estaban en la sala, menos él, que estuvo conectado por Zoom. Pese a ello, "fue una vista cómoda" con "total seguridad jurídica y todas las garantías". El caso ha quedado visto para sentencia.

Real Decreto

El abogado ha recordado que el Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, sobre medidas procesales y organizativas para hacer frente a la COVID-19 en el ámbito de la Justicia, establece la celebración preferente de vistas de forma telemática.