MEMORIA TSJ GALICIA

Los órganos judiciales gallegos resolvieron el año pasado 453.000 asuntos

Noticia

El número de causas ingresadas descendió en 2015 un 6% y la pendencia un 10%, según consta en la Memoria de Actividad de los Tribunales y Juzgados de Galicia.


Los órganos judiciales gallegos resolvieron el año pasado 453.000 asuntos, de los que más de la mitad corresponden a la jurisdicción penal, según consta en la Memoria de Actividad de los Tribunales y Juzgados de Galicia correspondiente al año 2015, según ha informado el CGPJ.

De enero a diciembre se recibieron 442.940 causas, frente a las 470.500 del año anterior, lo que supuso un descenso del 6%. Al resolverse más de lo que entra, los procedimientos en trámite al final del ejercicio disminuyeron un 10%, al pasar de los 152.032 pendientes del año 2014 a los 136.330 de 2015.

La provincia de Pontevedra es la que registra un mayor número de asuntos ingresados —169.852—, lo que supone 1.846 causas de media por órgano judicial. Le sigue A Coruña, con 158.006 (1.612 de media por órgano), Lugo, con 44.580 (1.486 por órgano) y Ourense, con 44.177 (1.425).

La memoria menciona los juzgados que la Sala de Gobierno del TSXG considera imprescindibles crear, entre los que se solicitan seis nuevos juzgados (lo de Social en A Coruña, Santiago y Vigo; de Familia en Vigo, y de Primera Instancia en A Coruña y Ourense) y dos plazas de magistrado para órganos colegiados (Sección 6ª Audiencia Provincial Pontevedra, con sede en Vigo, y Sección 1ª de la Audiencia de Lugo).

La memoria señala la progresiva normalización de la pendencia en las Salas de lo Social y de lo Contencioso-administrativo del TSXG, "de especial trascendencia en la actividad judicial gallega", por su positiva evolución.

La Sala de lo Social rebajó la pendencia a lo largo del año 2015 en 2.367 asuntos, al pasar de 6.853 pendientes de resolución a comienzos de 2015 a los 4.486 al finalizar ese año. Y es que la Sala resolvió en este periodo 7.509 procedimientos, frente a los 6.380 del año anterior, un aumento motivado por el esfuerzo de la plantilla y el plan de autorrefuerzo autorizado por el Consejo General del Poder Judicial.

La Sala de lo Contencioso-administrativo continuó estructurada en cuatro secciones con competencia, esencialmente, en materia de personal, urbanismo, expropiación forzosa y tributos. Los magistrados resolvieron cerca de 4.000 asuntos, lo que permitió que la pendencia disminuyese un 22%, continuando con la tendencia a la baja iniciada en el año 2011.

El número de asuntos pendientes de finalizar descendió también en las Audiencias Provinciales. Las secciones civiles registraron el año pasado 6.818 nuevas causas y resolvieron 6.918, quedando pendientes al finalizar el ejercicio 2.848 asuntos, frente a los 2.923 que había al inicio. La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, es la que más procedimientos recibe.

Las secciones penales resolvieron el año pasado 11.306 causas, frente a una entrada de 10.866, lo que permitió un descenso de los asuntos pendientes de resolver en un 14%, al pasar de 3.000 al inicio de 2015 a 2.572 al finalizar. También los Juzgados de lo Penal cerraron el año pasado con menos casos pendientes. Los 21 órganos de esta clase que hay en Galicia resolvieron de enero a diciembre 8.751 asuntos, cerrando el año con 5.071 pendientes, frente a los 5.407 que había al inicio de 2015.

En relación a las comunicaciones telemáticas, en 2015 se realizaron un total de 4.955.305; y hasta el 28 de abril de este año, 1.572.632.

A lo largo del 2015 destacó por su relevancia pública y significado social el cierre de los juzgados exclusivos de preferentes, articulados en su día como refuerzo en las ciudades de A Coruña y Vigo. Estos órganos, que acabaron su función el 30 de diciembre de 2015, fueron creados en el mes de septiembre de 2013 para afrontar la entrada masiva de asuntos derivados de la comercialización de determinados productos financieros.

Resolvieron desde su creación 4.077 asuntos, de ellos, 2.256 corresponden a Vigo y 1.821 al juzgado de refuerzo de A Coruña, dejando pendientes de celebrar a su extinción 38 juicios, el de Vigo, y el de A Coruña 88, que fueron enviados a reparto. Consta en la memoria que "resulta evidente que tales juzgados de refuerzo posibilitaron una respuesta en tiempos razonables a cientos de demandas y evitaron colapsar el funcionamiento de los restantes juzgados de Primera Instancia de la comunidad".