fbpx

Especial Día del Abogado Joven 2020

Maia Román: "De los problemas jurídicos derivados de la pandemia han surgido nuevas oportunidades de negocio, en las que nos igualamos a los abogados veteranos"

Entrevista
maia roman

Entrevistamos a Maia Román. Presidenta de la Abogacía Joven Española. Secretaria del Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares.

El día 31 de Octubre se celebra el Día del Abogado Joven, en reconocimiento a su trabajo, dedicación y esfuerzo silencioso en la defensa de los derechos e intereses de la ciudadanía, así como en la mejora de la profesión y de la Administración de Justicia.

¿Cómo están afrontando el colectivo de Abogados Jóvenes la pandemia desde un punto de vista de profesional?

A causa de la pandemia, hemos vivido una situación que no ha resultado fácil para nadie, a esto hay que añadir que se han paralizado nuestros procedimientos, la continua vorágine de reformas legislativas, y la falta de medios de la Administración de Justicia ha agudizado la situación. Pero los abogados jóvenes estamos acostumbrados a luchar, a adaptarnos a las circunstancias y a resolver problemas continuamente, y así lo hemos hecho también ante esta situación.

¿La Covid-19 y lo que ello conlleva e implica jurídicamente supone una oportunidad para la Abogacía Joven atendiendo a todo lo que puede ofrecer el abogado y abogada joven al mercado?

Sin lugar a dudas han surgido oportunidades de esta crisis, de los problemas jurídicos derivados de ella han surgido nuevas oportunidades de negocio, en las que nos igualamos a los abogados veteranos ya que todos partimos de cero, porque no existen precedentes.

Y en cuanto a la adaptación tecnológica, no tenemos que hacer un esfuerzo extra, ya que dominamos el medio.

La crisis por la expansión del COVID-19 plantea retos tecnológicos afectando a la forma de trabajar de los despachos de abogados y también a la forma de relacionarse con sus clientes. ¿Qué recomendaría al abogado y abogada joven a la hora de afrontar tecnológicamente esta nueva coyuntura?

Dada la situación actual y que cualquier día podemos estar confinados, una de las herramientas más importantes, es la que te permita acceder a tu despacho o información desde cualquier lugar. Así como programas para reunirnos telemáticamente con nuestros compañeros o clientes.

Por lo que una herramienta que considero imprescindible es Microsoft 365, la tenemos incluida en la cuenta de correo que nos dan al colegiarnos como abogados, entre las aplicaciones que nos ofrece destaca Teams, para trabajar en equipos sin tener que reunirnos físicamente y hacer video conferencias, o tener todo en la nube de OneDrive y acceder a nuestro despacho desde cualquier sitio y dispositivo.

Pensando en el futuro escenario post COVID-19 ¿cambiará el modo de relación abogado-cliente en el contexto de una nueva normalidad, o por el contrario volveremos a una situación similar a la previa de la crisis?

Ahora podemos reunirnos de forma más rápida de lo que podíamos hacer presencialmente, además, no hay tiempos de espera, ni pérdida de tiempo en trayectos, disponemos de mayor inmediatez, algo que cliente y abogado agradecen, si conseguimos mantener el trato, la confianza y la cercanía con el cliente como lo hacíamos de forma presencial, cada vez serán más utilizadas las herramientas tecnológicas para comunicarnos con ellos.

Teniendo en cuenta que esta crisis sanitaria ha transformando los modelos de trabajo dando un protagonismo sin precedentes al teletrabajo ¿Cuál es su opinión desde el punto de vista de la conciliación de futuros abogados?

La conciliación es esencial, y el teletrabajo una herramienta imprescindible para ello, llevamos años trabajando, desde la Abogacía Institucional, para alcanzarla la conciliación real, pero para ello es necesario que la Administración de Justicia nos lo permita, facilitando las actuaciones telemáticas, cuando estas sean posibles, o facilitando el acceso al expediente digital, para que no tengamos que desplazarnos al juzgado a ver las actuaciones de un procedimiento. Mientras esto no sea posible, será imposible realizar una gran parte de nuestro trabajo teletrabajando.

¿Qué disciplina formativa recomiendan para los futuros profesionales de la abogacía? ¿Por  qué?

La formación jurídica es esencial, pero además debe formarse en técnicas de negociación, captación de clientes, y oratoria, adaptación a nuevos entornos, en habilidades como liderazgo o inteligencia emocional, porque debemos trabajar para recuperar el papel de ser el asesor de confianza y no al que se acude cuando ya tenemos un problema.

Para leer las entrevistas que completan este especial, pulsar sobre enlace.