fbpx

Especial Día del Abogado Joven 2020

Verónica Popescu: "La Abogacía Joven cuenta con la ventaja de haber nacido en la era digital y tiene más facilidades de ofrecer los mismos servicios a distancia con un tiempo de respuesta cada vez más corto"

Entrevista
veronica01

Entrevistamos a Verónica Popescu, presidenta AJA Pamplona

El día 31 de Octubre se celebra el Día del Abogado Joven, en reconocimiento a su trabajo, dedicación y esfuerzo silencioso en la defensa de los derechos e intereses de la ciudadanía, así como en la mejora de la profesión y de la Administración de Justicia.

¿Cómo están afrontando el colectivo de Abogados Jóvenes la pandemia desde un punto de vista de profesional?

La pandemia ha supuesto un gran reto para todos, en especial para los abogados jóvenes teniendo que adaptarnos a las circunstancias cambiantes, realizando nuestro trabajo de la manera mas diligente posible y optando cada vez más por lo telemático. 

¿La Covid-19 y lo que ello conlleva e implica jurídicamente supone una oportunidad para la Abogacía Joven atendiendo a todo lo que puede ofrecer el abogado y abogada joven al mercado?

La Covid-19 ha creado una situación de incertidumbre absoluta donde supervivencia de muchos sectores consiste en saber adaptarse a las circunstancias cambiantes. Las relaciones tanto los clientes como con los órganos jurisdiccionales y la administración pública en general se está digitalizando a un ritmo sin precedentes.

A diferencia de los compañeros más veteranos, la Abogacía Joven cuenta con la ventaja de haber nacido en la era digital y por ello tiene más facilidades de ofrecer los mismos servicios a distancia con un tiempo de respuesta cada vez más corto, y por ello desde mi punto de vista, supone una oportunidad para hacerse camino y demonstrar la valía y la alta capacidad de adaptación ante cualquier adversidad futura.

La crisis por la expansión del COVID-19 plantea retos tecnológicos afectando a la forma de trabajar de los despachos de abogados y también a la forma de relacionarse con sus clientes. ¿Qué recomendaría al abogado y abogada joven a la hora de afrontar tecnológicamente esta nueva coyuntura?

Tenemos a nuestra disposición muchas herramientas que no solo facilita el trabajo de día a día sino que nos ayuda a seamos más eficientes. Sin embargo, en la mayoría de los casos no siempre se hace uso de las mismas por desconocer e ignorar su verdadera utilidad.  Por ello, ponerse al día con las herramientas que tenemos a nuestra disposición me parece fundamental. Por otro lado, intentar sacar el máximo provecho de las plataformas digitales a través de las cuales se puede igualmente ofrecer un servicio jurídico serio y una atención personalizada.

Pensando en el futuro escenario post COVID -19 ¿cambiará el modo de relación abogado-cliente en el contexto de una nueva normalidad, o por el contrario volveremos a una situación similar a la previa de la crisis?

Sin lugar a duda cambiaría. Hemos pasado de una relación abogado-cliente “analógica” a una relación más digital en un tiempo record. Hacemos uso cada vez de mas herramientas de índole tecnológica, no solo el sector de la abogacía sino también los clientes y la administración pública. Ello supone una evolución de la sociedad en las que lo telemático se está haciendo imprescindible. Es cierto que al principio habían algunas reticencias para realizar ciertos trámites de manera telemática, como puede ser mantener una cita virtual con el cliente o una vista telemática. Sin embargo, cuando más prolongado es el uso de las mismas, más perfeccionadas son las técnicas y cada vez son más aceptadas por los clientes debido a su comodidad, inmediatez e incluso ahorro de tiempo.

Teniendo en cuenta que esta crisis sanitaria ha transformado los modelos de trabajo dando un protagonismo sin precedentes al teletrabajo ¿Cuál es su opinión desde el punto de vista de la conciliación de futuros abogados?

Los abogados ya veníamos teletrabajando de antes. La naturaleza de los servicios que prestamos nos permite poder trabajar de manera remota desde cualquier sitio siempre que tengamos el ordenador a mano y una buena conexión a internet.

El teletrabajo nos ofrece una flexibilidad que facilita la conciliación familiar. Sin embargo, lo veo como un arma de doble filo. Cuando más hagamos uso hagamos del teletrabajo más difícil veo la desconexión tan necesaria, por lo que más estamos más expuestos al desgaste profesional (burnout)

Gracias a la aplicación de tecnología los futuros abogados disponen de nuevas herramientas y soluciones (plataformas o software) para optimizar la gestión de los despachos. ¿Qué soluciones/ herramientas entienden como imprescindibles a la hora de adaptarse a la evolución de los nuevos modelos de trabajo donde el teletrabajo obtiene mayor protagonismo?

Hay que diferenciar las herramientas para la comunicación con los clientes, compañeros y la administración y las herramientas para el trabajo “de oficina”.

Contar con herramientas que permitan colaborar y mantener la comunicación mediante la creación de conversaciones en grupo (canales).

Las plataformas de mensajería instantánea, tipo Whatsapp y Telegram, son ya un clásico imprescindible en la relación con el cliente. Por otro lado, las plataformas de chats grupales y videoconferencia, tipo Teams, Zoom, Webez, son cada vez utilizadas.

Estos se pueden utilizar para organizar proyectos, conversar sobre temas como reuniones o eventos, y mantener la comunicación entre los miembros de un equipo especializado.

Contar con una buena plataforma de almacenamiento de documentos y archivos que permita en almacenaje tanto en dispositivos físicos como en la nube unido a herramientas de sincronización y administrador de tareas y gestor de tiempo nos permite realizar el trabajar de la manera mas eficiente, optimizando nuestro rendimiento.

Para leer las entrevistas que completan este especial, pulsar sobre enlace.