fbpx

Especial Día del Abogado Joven 2020

Víctor García Gutiérrez: "Considero muy importante disponer de una herramienta de gestión de despachos online que nos permita acceder a los expedientes en cualquier momento y lugar"

Entrevista
IMG_4965

Entrevistamos a Víctor García Gutiérrez, presidente de AJA Burgos

El día 31 de Octubre se celebra el Día del Abogado Joven, en reconocimiento a su trabajo, dedicación y esfuerzo silencioso en la defensa de los derechos e intereses de la ciudadanía, así como en la mejora de la profesión y de la Administración de Justicia.

¿Cómo están afrontando el colectivo de Abogados Jóvenes la pandemia desde un punto de vista de profesional?

Con la incertidumbre propia de los tiempos que corren, ya que no somos ajenos a la gravísima situación actual y a la crisis económica que se avecina y que, desde mi punto de vista, aún no se ha mostrado en toda su dimensión. En cuanto a los juzgados, poco a poco van retomando su ritmo de trabajo, aunque el período de confinamiento no ha hecho sino agravar los problemas de atasco ya existentes, especialmente en los juzgados de lo social. Esperamos un refuerzo de recursos por parte de la Administración del Estado.

¿La Covid-19 y lo que ello conlleva e implica jurídicamente supone una oportunidad para la Abogacía Joven atendiendo a todo lo que puede ofrecer el abogado y abogada joven al mercado?

Yo considero que sí. Las crisis son períodos dramáticos, pero en ocasiones pueden suponer una oportunidad.

El abogado joven cuenta hoy en día con una excelente preparación a todos los niveles y esta crisis abrirá la puerta definitivamente a nuevas vías del mundo del Derecho tales como el Derecho Tecnológico, en las que los jóvenes nos encontramos a la vanguardia.

Asimismo, auguro que leyes como, por ejemplo, la de Segunda Oportunidad ganarán protagonismo en los próximos meses dada la coyuntura ante la que nos hallamos, siendo necesario formarnos y aprender sobre los interesantes mecanismos que esta legislación permite.

La crisis por la expansión del COVID-19 plantea retos tecnológicos afectando a la forma de trabajar de los despachos de abogados y también a la forma de relacionarse con sus clientes. ¿Qué recomendaría al abogado y abogada joven a la hora de afrontar tecnológicamente esta nueva coyuntura?

Considero muy importante disponer de una nube donde alojar de manera segura todos los datos de nuestros clientes, así como una herramienta de gestión de despachos online que nos permita acceder a los expedientes en cualquier momento y lugar. Todo ello nos va a permitir trabajar en diversas situaciones, ya sea desde nuestro despacho o desde nuestra casa, lo cual últimamente se encuentra a la orden del día. El disponer de estos elementos, junto con la posibilidad de tener plataformas para comunicarnos vía telemática con nuestros clientes, hará que apenas se note la diferencia entre la nueva y la antigua normalidad pre-Covid a efectos de nuestro trabajo diario.

Pensando en el futuro escenario post COVID-19 ¿cambiará el modo de relación abogadocliente en el contexto de una nueva normalidad, o por el contrario volveremos a una situación similar a la previa de la crisis?

Bueno, los seres humanos somos animales de costumbres y veo bastante probable que se recuperen muchos de los elementos previos a la crisis en la relación con nuestros clientes. No obstante, creo que esta crisis supondrá el espaldarazo definitivo para las nuevas tecnologías y se generalizará su uso cotidiano en las relaciones abogado-cliente, siendo cada vez más frecuentes las videoconferencias, correos electrónicos,etc., quedando relegadas las reuniones presenciales a situaciones de estricta necesidad.

Teniendo en cuenta que esta crisis sanitaria ha transformado los modelos de trabajo dando un protagonismo sin precedentes al teletrabajo ¿Cuál es su opinión desde el punto de vista de la conciliación de futuros abogados?

La conciliación laboral es algo fundamental, y es algo que los jóvenes abogados llevamos reivindicando desde hace mucho tiempo. Nuestro trabajo es, en muchas ocasiones, estresante y no nos permite compatibilizar con nuestra vida familiar y privada. Aunque pudiera parecer lo contrario, el teletrabajo puede llegar a ser pernicioso para la conciliación laboral, pues puede suponer -y está suponiendo en muchos casos- trabajar más horas que antes sin ningún tipo de control. Se antoja tremendamente necesaria una regulación efectiva del teletrabajo, puesto que es muy probable que haya llegado para quedarse y es fundamental evitar abusos, fijar un horario laboral marcado y permitir la conciliación entre trabajo y vida privada.

Gracias a la aplicación de tecnología los futuros abogados disponen de nuevas herramientas y soluciones (plataformas o software) para optimizar la gestión de los despachos. ¿Qué soluciones/ herramientas entienden como imprescindibles a la hora de adaptarse a la evolución de los nuevos modelos de trabajo donde el teletrabajo obtiene mayor protagonismo?

Como decía anteriormente, una herramienta de gestión de despachos es fundamental hoy en día. Nos permite tener los datos almacenados de un modo seguro y accesible, pudiendo trabajar prácticamente desde cualquier lugar sin necesidad de encontrarnos físicamente en nuestro despacho, facilitándonos incluso la comunicación con nuestros clientes. Además, nos permite ir desterrando poco a poco al papel, que tanto protagonismo ha tenido en nuestra profesión y que paulatinamente irá desapareciendo.

¿Qué disciplina formativa recomiendan para los futuros profesionales de la abogacía? ¿Por qué?

El Derecho es tremendamente amplio y cambiante, está en constante evolución y por ello cualquier disciplina es buena para orientarse profesionalmente, en mi opinión. En cualquier caso, el Derecho Tecnológico es un área que está en auge y supondrá una oportunidad de futuro para los jóvenes abogados, como también lo puede ser el Derecho Mercantil o el de Consumo.

Para leer las entrevistas que completan este especial, pulsar sobre enlace.