fbpx

Especial Día del Abogado Joven 2020

Raquel Santos Rodríguez: "La capacidad de resiliencia es una cualidad consustancial a la Abogacía Joven, al igual que la persistencia"

Entrevista
Foto perfil Presidenta AJA

Entrevistamos a Raquel Santos Rodríguez, presidenta AJA Gijón

El día 31 de Octubre se celebra el Día del Abogado Joven, en reconocimiento a su trabajo, dedicación y esfuerzo silencioso en la defensa de los derechos e intereses de la ciudadanía, así como en la mejora de la profesión y de la Administración de Justicia.

¿Cómo están afrontando el colectivo de Abogados Jóvenes la pandemia desde un punto de vista de profesional?

La Abogacía Joven es un colectivo muy acostumbrado a las crisis. La capacidad de resiliencia es una cualidad consustancial a la Abogacía Joven, al igual que la persistencia. La pandemia ha sido, y está siendo una prueba más. Durante los momentos más duros del estado de alarma hemos seguido asumiendo nuestros deberes para con nuestros clientes.

La población estuvo confinada, pero el Estado de Derecho debía seguir funcionando, y lo hizo, en parte, al trabajo de la Abogacía como actor imprescindible para la garantía de los derechos y libertades de los ciudadanos.

¿La Covid-19 y lo que ello conlleva e implica jurídicamente supone una oportunidad para la Abogacía Joven atendiendo a todo lo que puede ofrecer el abogado y abogada joven al mercado?

Sin duda, porque dentro de la Abogacía, el colectivo joven es, por su propia naturaleza, como ya he apuntado, el más adaptativo a los cambios y, más si son de base tecnológica.

La crisis por la expansión del COVID-19 plantea retos tecnológicos afectando a la forma de trabajar de los despachos de abogados y también a la forma de relacionarse con sus clientes. ¿Qué recomendaría al abogado y abogada joven a la hora de afrontar tecnológicamente esta nueva coyuntura?

Que, si está en un despacho colectivo o dentro de una organización sea el primer voluntario para adaptarse a nueva forma de trabajar. Y, si la oportunidad no ha surgido, que sea él o ella el que proponga la transformación hacia una forma de trabajo digital. Si, por el contrario, está por su cuenta, que se adapte sin miedo y aproveche todas las herramientas que nos facilita el CGAE con la cuenta de la abogacía (Office 365), pues verá pronto los resultados en eficiencia y simplicidad de los procesos.

Pensando en el futuro escenario post COVID-19 ¿cambiará el modo de relación abogado-cliente en el contexto de una nueva normalidad, o por el contrario volveremos a una situación similar a la previa de la crisis?

Creo que cambiarán cuestiones como la forma de reunirnos, comunicarnos, etc. Pero, el sustrato de la relación, la base, que es la recíproca confianza entre abogado/a cliente, habrá de ser igual.

Teniendo en cuenta que esta crisis sanitaria ha transformando los modelos de trabajo dando un protagonismo sin precedentes al teletrabajo ¿Cuál es su opinión desde el punto de vista de la conciliación de futuros abogados?

Debemos hacer una profunda reflexión entre todos los operadores jurídicos implicados y acotar unos límites claros. Hasta ahora la Abogacía se ha llevado la peor parte, sin poder descansar ni conciliar. Y parece que no hemos sido conscientes de que, si llevamos a la Abogacía al límite de sus fuerzas, el sistema al completo se resiente, el Estado de Derecho se debilita y esto lo acabarán pagando el justiciable, la ciudadanía. El resto de operadores jurídicos deben ser conscientes de esto y cooperar en la protección de la Abogacía, su derecho a la desconexión, al descanso y a la conciliación. Y lo mismo respecto del cliente: debemos informar al cliente, desde el primer momento de la relación, de nuestro sistema de trabajo, de lo que puede esperar de nosotros y de lo que no.

Gracias a la aplicación de tecnología los futuros abogados disponen de nuevas herramientas y soluciones (plataformas o software) para optimizar la gestión de los despachos.

¿Qué soluciones/ herramientas entienden como imprescindibles a la hora de adaptarse a la evolución de los nuevos modelos de trabajo donde el teletrabajo obtiene mayor protagonismo?

Por un lado, las plataformas o servicios de almacenamiento en la nube (OneDrive, Dropbox, Google Drive, iCloud, etc.). Para mí es básico poder acceder a la información, a un expediente, a un documento en concreto, desde el móvil, la tablet, el portátil, etc. sin importar si estoy en mi despacho, en despacho del contrario, en casa, en el juzgado o de viaje.

Y, por otro, las aplicaciones de trabajo en grupo como Microsoft Teams. Por ejemplo: el Comité Ejecutivo de AJA Gijón lleva utilizando Teams desde junio de 2018, así que cuando llegó el confinamiento no nos fue extraño seguir trabajando a distancia.

¿Qué disciplina formativa recomiendan para los futuros profesionales de la abogacía? ¿Por qué?

No me atrevo a hacer recomendaciones ni predicciones en este aspecto. Lo importante es ser conscientes que la formación ha de ser continua y permanente a lo largo de toda nuestra carrera profesional. Yo ahora mismo estoy formándome en Derecho Concursal, debido a la reciente reforma legislativa (Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal) y a que parece que las oportunidades en este sector se multiplicaran, pues como todos sabemos, esta grave crisis sanitaria lleva aparejada una grave crisis económica.

Para leer las entrevistas que completan este especial, pulsar sobre enlace.