fbpx

Especial Día del Abogado Joven 2020

Carlos José Da Mata Martín: "La abogacía joven tiene que encontrar en las nuevas tecnologías su mayor aliado para hacer frente a los nuevos retos tras la pandemia"

Entrevista
Abogados033

Entrevistamos a Carlos José Da Mata Martín. Presidente AJA Las Palmas

El día 31 de Octubre se celebra el Día del Abogado Joven, en reconocimiento a su trabajo, dedicación y esfuerzo silencioso en la defensa de los derechos e intereses de la ciudadanía, así como en la mejora de la profesión y de la Administración de Justicia.

¿Cómo están afrontando el colectivo de Abogados Jóvenes la pandemia desde un punto de vista de profesional?           

Profesionalmente, el colectivo joven posiblemente ha sido el que mejor se ha podido adaptar las nuevas circunstancias derivadas de la Covid-19. Nuestra adaptabilidad y familiarización con las nuevas tecnologías nos ha llevado a estar a la altura, en una profesión algo arcaica que irremediablemente ha tenido que actualizarse de la noche a la mañana, sin avisar.

Las vistas telemáticas, la digitalización de los despachos profesionales, los trámites en línea con las diversas sedes electrónicas de las instituciones públicas y la captación de nuevos clientes a través de las diversas redes sociales son elementos que han entrado de lleno con la pandemia y de los cuales la abogacía sacará mayor partido.

Ello no quita, que la profunda crisis a la que se enfrenta la sociedad tenga una gran incidencia en la abogacía joven por esa falta de experiencia que siempre se nos achaca, debiendo en este sentido buscar nuevos nichos de negocio y dar a los clientes trato diferenciado en conjunción con las nuevas tecnologías.

 ¿La Covid-19 y lo que ello conlleva e implica jurídicamente supone una oportunidad para la Abogacía Joven atendiendo a todo lo que puede ofrecer el abogado y abogada joven al mercado?

Tal y como, dije anteriormente la Covid-19 ha cambiado por completo a la sociedad, las formas de relacionarse y trabajar. La abogacía joven, debe dar un paso adelante, tiene que encontrar en las nuevas tecnologías su mayor aliado para hacer frente a los retos que ya han llegado, entre ellos el teletrabajo, los startups, etc.

La crisis por la expansión del COVID-19 plantea retos tecnológicos afectando a la forma de trabajar de los despachos de abogados y también a la forma de relacionarse con sus clientes. ¿Qué recomendaría al abogado y abogada joven a la hora de afrontar tecnológicamente esta nueva coyuntura?

Mi recomendación es no tener miedo al cambio. Si bien es cierto que la relación abogado – cliente se basa en la confianza y en el trato cercano, no podemos dejar de lado el panorama actual donde las medidas sanitarias se imponen, poniendo en dificultades esa relación cercana, la cual, a través de las tecnologías se podrá no solo mantener sino incluso ofrecer un servicio mucho más personalizado, instantáneo y seguro.

Pensando en el futuro escenario post COVID-19 ¿cambiará el modo de relación abogado-cliente en el contexto de una nueva normalidad, o por el contrario volveremos a una situación similar a la previa de la crisis?

Es difícil de prevenir un escenario post COVID-19, debemos recordar a principios de años cuando llegaban noticias desde el gigante asiático, siendo algo tan alejado y mire todo lo que ha pasado hasta ahora donde parece que nadie da con la tecla adecuada para poner fin a esta pandemia.  Aun así, creo que la relación abogado-cliente seguirá siendo la misma que antes de esta crisis sanitaria, quedando apuntalada por medidas de seguridad sanitaria que se han implantado en los despachos de abogados y por la introducción de nuevas herramientas tecnológicas tanto para la gestión de despachos como para la captación de clientes.

Teniendo en cuenta que esta crisis sanitaria ha transformando los modelos de trabajo dando un protagonismo sin precedentes al teletrabajo ¿Cuál es su opinión desde el punto de vista de la conciliación de futuros abogados?

El teletrabajo para la abogacía, por suerte o por desgracia, siempre ha existido. ¿Quién no ha trabajado alguna vez en casa o se ha llevado expedientes para el fin de semana?

La conciliación en la abogacía es un problema que viene de atrás, no tiene su inicio con la COVID-19, es más se podría decir que la irrupción del coronavirus ha sido el elemento motivador para que de una vez por toda se tengan presentes las diferentes situaciones que viven los abogados respecto de la conciliación.

Gracias a la aplicación de tecnología los futuros abogados disponen de nuevas herramientas y soluciones (plataformas o software) para optimizar la gestión de los despachos.

¿Qué soluciones/ herramientas entienden como imprescindibles a la hora de adaptarse a la evolución de los nuevos modelos de trabajo donde el teletrabajo obtiene mayor protagonismo?

La de mayor utilidad, es la digitalización de los expedientes y tenerlos en la nube para la accesibilidad desde cualquier punto. Tener todo a golpe de “clic”, a cualquier hora y en cualquier lugar, es una de las mayores ventajas. A esto sumarle tener una buena base de datos para estar al día de la incesante jurisprudencia que sale a la luz a diario.

¿Qué disciplina formativa recomiendan para los futuros profesionales de la abogacía? ¿Por qué?

Debe ir encaminada a la especialización, sin dejar atrás la formación complementaria como pudiera ser la potenciar las aptitudes necesarias en el día a día del ejercicio de la profesión, desde la oratoria, pasando por el emprendimiento y el liderazgo hasta llegar al uso de las TIC´s.

Para leer las entrevistas que completan este especial, pulsar sobre enlace.