fbpx

Especial Día del Abogado Joven 2020

Juan Sebastián Morales Gámez: "La Justicia no puede depender de llamadas telefónicas, videollamadas por skype, whatsapp o zoom"

Entrevista
WhatsApp Image 2020-10-27 at 19.12.03

Entrevistamos a Juan Sebastián Morales Gámez, presidente del Grupo de Abogado Jóvenes de Jaén

El día 31 de Octubre se celebra el Día del Abogado Joven, en reconocimiento a su trabajo, dedicación y esfuerzo silencioso en la defensa de los derechos e intereses de la ciudadanía, así como en la mejora de la profesión y de la Administración de Justicia.

¿Cómo están afrontando el colectivo de Abogados Jóvenes la pandemia desde un punto de vista de profesional?

Los abogados jóvenes estamos afrontando la situación con una entereza y un aguante inimaginable. Desde la suspensión de los procesos, pasando por la falta de ingresos, y la vulneración de unos derechos mínimos profesionales, junto con una falta de garantías sanitarias en el momento más duro de la pandemia, ha dejado patente que nuestro colectivo ha sabido estar a la altura de las circunstancias, con una responsabilidad nunca antes vista, que no debe caer en saco roto.

¿La Covid-19 y lo que ello conlleva e implica jurídicamente supone una oportunidad para la Abogacía Joven atendiendo a todo lo que puede ofrecer el abogado y abogada joven al mercado?

La Covid-19, más que una oportunidad, ha sido una prueba más de fuego. A día de hoy, para dedicarse a esta noble profesión no basta con tener vocación y esfuerzo, sino que necesitas una capacidad de resistencia nunca antes vista.

Durante varios meses hemos tenido que sobrevivir sin ningún ingreso y sin previo aviso. Cursando muchos compañeros, momentos extraordinariamente difíciles.

La crisis por la expansión del COVID-19 plantea retos tecnológicos afectando a la forma de trabajar de los despachos de abogados y también a la forma de relacionarse con sus clientes. ¿Qué recomendaría al abogado y abogada joven a la hora de afrontar tecnológicamente esta nueva coyuntura?

Formación y apertura al mundo virtual. No ya por abrirse al mercado online, sino por salud, pues hay que intentar evitar contactos innecesarios. Las citas presenciales seguirán teniendo su importancia y muchas veces serán necesarias, pero para la entrega de documentación, resolver alguna duda o cuestión, debemos de hacer uso de las nuevas tecnologías y del sinfín de oportunidades que nos brindan.

Pensando en el futuro escenario post COVID-19 ¿cambiará el modo de relación abogado-cliente en el contexto de una nueva normalidad, o por el contrario volveremos a una situación similar a la previa de la crisis?

Quiero pensar, que el avance tecnológico que estamos sufriendo a marchas forzadas, no se va a perder. Es imprescindible que aprovechemos las nuevas vías que nos ofrece la tecnología y, que las utilicemos independientemente del futuro que nos depara. Por celeridad de los procesos, por comodidad para el abogado y cliente, y por ser un plus para la conciliación laboral de los abogados; evitando desplazamientos e interminables horas de espera en pasillos.

Teniendo en cuenta que esta crisis sanitaria ha transformando los modelos de trabajo dando un protagonismo sin precedentes al teletrabajo ¿Cuál es su opinión desde el punto de vista de la conciliación de futuros abogados?

Viendo el paupérrimo avance en derechos laborales de los abogados, el teletrabajo nos está ofreciendo la posibilidad de realizar muchas actuaciones, hasta la fecha presenciales, desde nuestro propio despacho. Nunca sustituirá a la sala, pero si nos ayudará en la conciliación, aportándonos unas comodidades y un ahorro de tiempo determinante en nuestro día a día.

Gracias a la aplicación de tecnología los futuros abogados disponen de nuevas herramientas y soluciones  (plataformas o software)  para optimizar la gestión de los despachos. ¿Qué soluciones/ herramientas entienden como imprescindibles a la hora de adaptarse a la evolución de los nuevos modelos de trabajo donde el teletrabajo obtiene mayor protagonismo?

Es necesaria una plataforma oficial para la asistencia al detenido y vistas de escasa cuantía. La Justicia no puede depender de llamadas telefónicas, videollamadas por skype, whatsapp o zoom. Hay que invertir en seguridad para el desarrollo pleno del ejercicio de la abogacía.

¿Qué disciplina formativa recomiendan para los futuros profesionales de la abogacía? ¿Por  qué?

En la carrera, yo cursé Licenciatura, había una asignatura bajo el título “Informática para Juristas”. Hace falta profundizar más si cabe, conectando el mundo académico con el día a día de la abogacía. Familiarizarse con LexNet, SIGA, búsqueda de jurisprudencia, procedimiento de conformidades online, escritos, es una nueva asignatura de derecho procesal.

Para leer las entrevistas que completan este especial, pulsar sobre enlace.