TRÁFICO

¿Hace falta personación como parte en el proceso penal incoado por accidente de tráfico para entender interrumpido el plazo para ejercer después la acción civil?

Foro 01-01-2015 Coordinador: Vicente Magro Servet

Planteamiento

Sabido es que la tramitación de un proceso penal por un hecho ocurrido en un accidente de tráfico provoca el efecto interruptivo de la acción civil, pero la cuestión que suscitamos es si para que tenga virtualidad este efecto interruptivo de la acción civil a ejercitar posteriormente hasta que en el proceso pena haya recaído sentencia absolutoria o auto de archivo para iniciar el plazo de prescripción desde la notificación de esta resolución judicial es preciso que la parte se haya personado en el proceso penal de accidente de tráfico, o bastaría con una mera denuncia, o podría servir, también parea mantener el efecto interruptivo de la acción que el proceso penal se haya iniciado de oficio.

Este foro ha sido publicado en la "Revista de Derecho de la Circulación", el 1 de enero de 2015.

Puntos de vista

Enrique García-Chamón Cervera

En primer lugar, el dies a quo para el ejercicio de la acción es aque...

Leer el detalle

Luis Alberto Gil Nogueras

La respuesta creo que va relacionada con el ejercicio de la acción civil der...

Leer el detalle

Juan Luis Gordillo Álvarez Valdés

Referida la cuestión objeto de tratamiento a si hace falta la personación e...

Leer el detalle

Fernando Lacaba Sánchez

La acción de responsabilidad extracontractual ejercitada al amparo del art. ...

Leer el detalle

Manuel Perales Candela

Para responder adecuadamente a la cuestión planteada, será preciso, a mi mo...

Leer el detalle

Alberto Pérez Ureña

Entiendo que no es necesaria la personación en el proceso penal para conside...

Leer el detalle

Esteban Solaz Solaz

La apertura de un procedimiento penal, lo que tiene lugar normalmente transcu...

Leer el detalle

Luis Antonio Soler Pascual

Lo que en síntesis se plantea en la cuestión formulada es si el efecto inte...

Leer el detalle

Julio José Úbeda de los Cobos

Considero que el procedimiento penal interrumpe la prescripción siempre que ...

Leer el detalle

Resultado

RESPUESTA APROBADA POR MAYORÍA DE 8 VOTOS

La mayoría de nuestros colaboradores concluyen que:

1º.- La circunstancia de que las actuaciones penales se hubieren dirigido contra personas indeterminadas e incluso distintas de aquélla contra quien se esgrime la actio civile, no puede ser obstáculo al efecto interruptivo de la prescripción de la misma, pues los obstáculos que los arts. 111 y 114 LECrim (EDL 1882/1) suponen en cuanto a la iniciación de un proceso civil no derivan precisamente de la coincidencia de los elementos personales intervinientes en las relaciones jurídicas objeto de discusión, sino que se originaría en atención a la identidad de los hechos susceptibles de enjuiciamiento en los dos órdenes jurisdiccionales, el civil y el penal.

2º.- No resulta necesario que el demandante del proceso declarativo se haya personado en el anterior proceso penal o haya presentado la denuncia porque el efecto interruptivo del plazo de prescripción de la acción civil como consecuencia de la previa incoación de una causa penal deriva de la identidad de los hechos sometidos a enjuiciamiento en los dos órdenes jurisdiccionales, con independencia de la coincidencia o no de los sujetos personados en los dos procesos.

3º.- Existiendo un proceso criminal, en tanto éste no concluya por resolución firme, se veda la posibilidad de actuación en el proceso civil. Ello es compatible con el hecho de que el perjudicado no hubiese comparecido como parte para el ejercicio de la acción civil, pues ello no implica ni renuncia ni reserva de la misma.

4º.- Hay resoluciones que advierten que la falta de personación de un perjudicado en el procedimiento penal no implica que no tenga derecho a conocer y ser notificado del estado del procedimiento penal, en el que tiene un interés legítimo, o de la resolución que lo ponga fin, para poder ejercitar las correspondientes acciones civiles que crea o pueda asistirle, computando a partir de que se tuviera conocimiento del fin de aquéllas el plazo de prescripción.

5º.- La tesis más adecuada para preservar los derechos de los perjudicados en un accidente de tráfico es la que defiende que la mera existencia de diligencias penales interrumpe el plazo; la prescripción de la acción civil se interrumpe aunque el perjudicado no haya ejercitado acción penal mediante la presentación de denuncia o querella o no haya ejercido la acusación particular contra persona determinada, de donde se colige que el hecho de que los perjudicados estén personados en el proceso penal es irrelevante a los efectos interruptivos, puesto que el dies a quo para el cómputo del plazo de prescripción de la acción civil es aquél en el que los perjudicados tengan conocimiento del auto de archivo de las diligencias penales.

6º.- Es necesario que el órgano judicial penal notifique la finalización del procedimiento a las personas que puedan estar interesadas en el asunto, aunque no estén personadas en las actuaciones, a fin de que éstas puedan ejercer las acciones civiles que consideren necesarias.

7º.- La personación del perjudicado como parte en el proceso penal incoado por accidente de tráfico no es necesaria para entender interrumpido el plazo para ejercer luego la acción civil, como tampoco lo es la formulación de denuncia, siempre que interponga aquélla dentro del plazo de prescripción marcado por la ley computado desde la notificación de la resolución que pone fin al procedimiento penal, aunque sea la de archivo de las actuaciones por falta de denuncia en el caso de que se trate de una falta de homicidio o lesiones imprudentes.

8º.- En el caso de que el perjudicado quisiere reservarse la acción civil, se entiende interrumpido el plazo prescriptivo de dicha acción civil sin necesidad de personación por su parte en el proceso penal, pues bastará su manifestación al tiempo de tomarle declaración con ofrecimiento de acciones en fase instructora, expresando su reserva de acciones civiles, para que éstas puedan ejercitarse una vez terminada la causa penal.

Por su parte, D. Fernando Lacaba entiende que las denominadas "diligencias a prevención", o incluso el atestado de la Guardia Civil, a las que no siga denuncia, están vacías de contenido y son incapaces de tener efecto interruptivo de la prescripción.

¿Hace falta personación como parte en el proceso penal incoado por accidente de tráfico para entender interrumpido el plazo para ejercer después la acción civil?
Valora este artículo