CIVIL

¿Quién devuelve la tasa judicial al demandante si al final gana el pleito? ¿Es consignativa solo la tasa judicial o con entrega al Estado?

Foro 01-03-2013 Coordinador: Soler Pascual

Planteamiento

La Ley de tasas judiciales 10/2012 -EDL 2012/240441- ha establecido unas cuantías, tanto fijas como variables, que han provocado serias críticas en la abogacía ante los previsibles problemas que van a tener muchos ciudadanos en época de crisis para tener que pagar una tasa fija y otra variable, atendiendo a la cuantía reclamada, que deberá pagarse y justificarse su abono con los impresos oficiales, pero teniendo que acompañar a la demanda o al recurso en el proceso civil. Los efectos del impago o la no subsanación en el plazo habilitado por el secretario judicial (art. 8 de la Ley) conlleva la no admisión y el archivo. No obstante, la cuestión que ahora planteamos es si esa tasa judicial es tan solo consignativa, de tal manera que si al final se estima la demanda se devuelve al actor la misma, o bien la entrega del importe exigido para cada caso por las cuantías fijas y variables queda ya para el erario público y la parte actora debería cobrar la tasa del condenado en el pleito. Ello es así porque el art. 241,7 LEC -EDL 2000/77463- señala que "Se considerarán gastos del proceso aquellos desembolsos que tengan su origen directo e inmediato en la existencia de dicho proceso, y costas la parte de aquéllos que se refieran al pago de los siguientes conceptos:... 7.º La tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional en los órdenes civil, contencioso-administrativo y social, cuando sea preceptiva."

Es decir, ¿es preciso acudir a la solvencia de la parte condenada para el cobro de la tasa en la tasación de costas, o si esta es insolvente el actor no podrá cobrar la tasa abonada pese a que se hace mención a su derecho a recuperarla si gana el pleito?.

Este foro ha sido publicado en la "Revista de Jurisprudencia", número 1, el 1 de marzo de 2013.

Puntos de vista

Joaquín Tafur López de Lemus

Para bien resolver las presentes cuestiones, es conveniente aclarar que u0022tasa...

Leer el detalle

Luis Alberto Gil Nogueras

A mi juicio el sistema establecido por la Ley de Tasas -

Leer el detalle

Alberto Pérez Ureña

Fue la Ley 53/2002, de 30 diciembre (art. 35) -

Leer el detalle

Enrique García-Chamón Cervera

En primer lugar, hemos de destacar que la Ley 10/2012 -

Leer el detalle

Luis Antonio Soler Pascual

El legislador ha establecido, al modificar el art. 241 LEC -

Leer el detalle

Resultado

1.- Siendo la tasa el precio de un servicio público, siempre que éste se preste el prestador hace definitivamente suya la tasa, que en principio no podrá ser nunca devuelta al pagador. Otra cosa es que éste pueda pedir a un tercero (el vencido en costas) el reembolso de lo que, en concepto de tasa, pagó al Estado, en los supuestos procesales legalmente previstos (art. 241,7 LEC -EDL 2000/77463-).

2.- 1. La tasa judicial no es consignativa, sino satisfactiva de un servicio que el Estado presta, por lo que en principio la hace siempre suya.

2. Si el Tribunal inadmite a trámite y no da curso a los escritos reseñados en el art. 2 de la Ley 10/2012 -EDL 2012/240441-, el Estado deberá devolver la tasa al que la pagó.

3. El que paga la tasa puede obtener su reembolso del vencido en costas, y sólo de él, pues tiene naturaleza de u0022gasto del procesou0022. Tal situación, sin embargo, sólo es dable en primera instancia, pues en segunda instancia las costas no pueden ser impuestas al recurrido, sino sólo al recurrente.

4. En orden al reembolso de la tasa, la posible insolvencia del vencido en costas la sufre el vencedor, como sucede con cualquier otro u0022gasto del procesou0022 del que el vencido deba responder.

3.- El dinero abonado como tasa es transferido al Tesoro Público, y no tiene un carácter consignativo, como pudiera tener el depósito constituido para recurrir las decisiones judiciales, que en caso de estimarse aunque fuere parcialmente la pretensión articulada, se devuelve por el Secretario Judicial.

4.- A diferencia del depósito constituido para recurrir las resoluciones judiciales, la devolución de la tasa, y de modo parcial, solo se prevé en los supuestos procesales, previstos por la propia norma, como excepción (excesos de cuantía, acumulación de autos, utilización de medios telemáticos...). Fuera de ahí, como gasto del proceso, supondrá la posibilidad de incluir el coste dentro de las costas, lo cual no supondrá sino la posibilidad de su repercusión a la parte condenada en costas.

5.- Incluso cuando haya condena en costas, el reintegro de la cantidad abonada como tasa judicial dependerá de la solvencia del condenado, porque en caso contrario se verá frustrada su percepción. Esto también ocurrirá en los casos en que se litigue contra una persona que cuente con el beneficio de justicia gratuita, dado que según el art. 394,3,III LEC -EDL 2000/77463- u0022cuando el condenado en costas sea titular del derecho de asistencia jurídica gratuita, éste únicamente estará obligado a pagar las costas causadas en defensa de la parte contraria en los casos expresamente señalados en la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita -EDL 1996/13683-u0022, lo que, en virtud de lo dispuesto en su art. 36.2, se limita a los casos en que el beneficiario deviniera a mejor fortuna en el plazo de tres años.

6.- En ningún caso, se realiza el ingreso a modo de depósito cuya recuperación está condicionada a que prospere la pretensión articulada mediante demanda, reconvención, apelación, etc. En definitiva, no puede el sujeto pasivo contribuyente de la tasa prevista en la Ley 10/2012 -EDL 2012/240441- solicitar la devolución de su importe a la Agencia Estatal de Administración Tributaria cuando se haya estimado su pretensión pues el hecho imponible no es promover inútilmente la potestad jurisdiccional sino realizar cualquiera de los hechos imponibles previstos en el art. 2, cualquiera que sea el resultado, estimatorio o desestimatorio, de la pretensión deducida por el sujeto pasivo.

7.- Partiendo de que la tasa es un tributo que en este caso, el Estado ha impuesto a los ciudadanos por el hecho de formular una demanda judicial -que es el hecho imponible- vinculada al deber de contribuir al sostenimiento del servicio de la Justicia y en particular, dice el art. 11 -EDL 2012/240441-, a la Justicia Gratuita, producido el hecho imponible se produce el devengo y la obligación de pago sin más posibilidades de retorno que por razones de política judicial que la propia ley establece -caso de solución extrajudicial -art. 8,5- o por modificación de la cuota tributaria -art. 8-.

¿Quién devuelve la tasa judicial al demandante si al final gana el pleito? ¿Es consignativa solo la tasa judicial o con entrega al Estado?
Valora este artículo